Taxi Driver

$0

Y estas operaciones de escritura y “compaginación” que pueden parecer sólo un ejercicio de virtuosismo o/y casi un juego, van más allá pues le sirven al poeta de Tomé, de Chile, para sugerir y provocar en el lector –y entablar con él- una reflexión sobre el quehacer artístico y poético, dejando explícita constancia sobre el proceso de escribir, y cuestionándose sobre la ficción e, incluso, la ficción dentro de la ficción, a la que el texto regresa con frecuencia.
Soledad Bianchi

Descripción

Tres o Cuatro Paraderos obligados Tres
«La noche, la ciudad es un campo de información…
Los cristales de esas gafas: un flash de datos».
«Neuromante», de William Gibson,
según el cómic de Tom De Haven & Bruce Jensen
«Yo voy donde nunca estoy, donde nunca fui».
Charly García
«Me había aislado del mundo, de mis amigos. 
Vivía en mi propio mundo privado y me evadí 
en el alcohol y las drogas hasta que fui a dar 
al hospital. Cuando el dolor se calmó y mi 
estómago se curó, se me ocurrió que tenía en 
mis manos una metáfora perfecta: alguien 
viviendo una existencia como taxista, vagando
en una cloaca en un ataúd de hierro, rodeado
de gente, pero solo».
Paul Schrader